jueves, 19 de junio de 2008

Marcelo Delucchi en Devoto Magazine

Para los que no lo conocen, Marcelo Delucchi, papá de Santiago "Tatú" Delucchi (entrenador de M9) es miembro de la subcomisión de rugby y delegado del Club San Martín ante la URBA.
Más allá de estos roles formales, Marce es una persona que se involucra personalmente aportando sus ideas, esfuerzo y tiempo con cualquier iniciativa en la que los intereses del club estén de por medio.
A modo de ejemplo, coordina toda la administración del plantel superior. Esta tarea es similar a la que hacen los papás colaboradores del rugby infantil, pero con un grado de complejidad muchísimo mayor.
Está presente en cada entrenamiento del plantel superior (lunes, martes y jueves de 21 a 23) con sus planillas y su celular. Se encarga de cosas tan variadas como responder a la revista "Tocata", de difusión en los partidos de primera división la confirmación de las formaciones de los equipos de Pacific el jueves por la noche cuando en el entenamiento se definen los equipos, administrar las pelotas asignadas a las distintas divisiones (y contar que no quede ninguna perdida en el fondo cuando terminan los entrenamientos), conseguir partidos amistosos, indumentaria, asistencia, aptos físicos, inscripción de jugadores en la URBA, etc...

Una anécdota lo describe fácilmente: el día en el que el plantel superior estrenó nueva indumentaria, el proveedor tuvo un retraso y entregó en casa de Marcelo toda la ropa el viernes por la noche. Marcelo se levantó el sábado de madrugada para preparar cada uno de los conjuntos de camiseta, pantalón, medias y buzos de cada uno de los jugadores de cada equipo del plantel superior, doblarlos y embolsarlos cuidando el talle. Y al momento de cada partido, estaba en el vestuario entregando una por una la ropa, cansado pero satisfecho.

Al rugby infantil lo ha ayudado infinidad de veces: el año pasado Escuelita de rugby tenía un campamento y el cielo estaba gris tirando a negro. El pronóstico era "tormentas pos la noche". Gracias a la intervención de Marcelo, quien estaba en su casa y vino especialmente al club a abrirlo, se consiguió tener acceso al quincho de rugby que durante la noche se cierra por seguridad.

Su última intervención a favor de nuestro rugby infantil fue la gestión de entradas para el partido de los Pumas en la URBA. Gracias a él, todos los chicos del club que estuvieron interesados pudieron disfrutar del evento ya que no faltaron entradas para ninguno.

Personalmente tengo a Marcelo como un modelo a seguir. Creo que entiende claramente lo que significa ser un "hombre de rugby" y lo demuestra con hechos más que con palabras y mi recomendación para los papás colaboradores es que tomen como espejo sus acciones. si en el club tuviésemos mucha gente como él, San Martín sería muchísimo más grande de lo que es ahora.

Desde "El Semillero de Pacific" le mandamos nuestro agradecimiento por su soporte permanente al rugby del club.

A continuación encontrarán una nota que con motivo del día del padre Devoto Magazine le dedicó.

http://www.devotomagazine.com.ar/edicionline/notas/824.shtml


No hay comentarios.: